La nutrición del adulto mayor en Ballesol

En la edad adulta la deficiencia de minerales como el calcio y vitaminas es muy frecuente, pudiendo afectar su calidad de vida. Es por ello que debemos aseguramos de incluir alimentos ricos en nutrientes para prevenir el deterioro nutricional, cognitivo, funcional y motor.

La deshidratación es otro de los factores que debemos prevenir con la ingesta de líquidos a todas horas, ya que con la edad, los órganos pierden su capacidad de almacenar líquidos, lo que genera una deshidratación fácilmente, aunado a una disminución de la sensación de sed.

Además, es esta etapa es indispensable que cuidemos la buena ingesta de fibra, ya que el estreñimiento es de las principales problemáticas que se tienen, debido al deterioro en el funcionamiento de sus órganos y a la poca actividad física que tienen. De acuerdo con la Academy of Nutrition and Dietetics, “La fibra ayuda a mantener las funciones intestinales normales y es bueno para el corazón. Los adultos mayores de 60 años necesitan 30 gramos de fibra al día.”  Por lo que el consumo de granos enteros, frutas y verduras es indiscutible en la alimentación de los adultos mayores.

En Ballesol la nutrición de nuestros residentes es uno de los factores más importantes para que disfruten su estancia con nosotros. Cada menú es calculado por una nutrióloga para cubrir los requerimientos de carbohidratos, lípidos, proteínas, líquidos, vitaminas y minerales; utilizamos frutas y verduras de temporada para garantizar la calidad de los nutrientes; realizamos dietas espeíficas de acuerdo a la patología y antescedentes que presente el residente; contamos con dietas a base de texturas específicas para residentes con problemas de deglución o trastornos neurológicos. Además, contamos con el “DISTINTIVO H” el cual garantiza que se mantengan todos las preparaciones, productos y almacenes con altos índices de higiene.

Cuidemos a nuestros adultos mayores para que disfruten cada día. 

 

NOTA: De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), una mala nutrición puede reducir la inmunidad, aumentar la vulnerabilidad a las enfermedades, alterar el desarrollo físico y mental, además de su productividad. Por lo que una adecuada, saludable y balanceada alimentación del adulto mayor le permite tener una mejor calidad de vida y mantenerse con energía.

 

 

%MCEPASTEBIN%


Categoría: Artículos

Explorar categorías